jueves, 26 de junio de 2014

EXPOSICIÓN SOBRE LA VIDA Y OBRA DE SAN BENITO MENNI, EN EL COMPLEJO HOSPITALARIO SAN LUÍS, DE PALENCIA.



 En la fotografía superior, el director  Javier Arellano  y José Mª Hernández, sujetando la cinta a la Superiora General de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, Sor Anabela Carneiro. En la inferior, un detalle de la exposición, que muestra documentos y objetos pertenecientes al Padre Benito Menni.
 Fotos: Oscar Navarro.



El 4 de junio de 1889, el Padre Benito Menni fundó, en Palencia, el Hospital de San Luís. Esta institución ha estado asistiendo, a los largo de los 125 años de su existencia, a personas con enfermedad mental.

Esta efeméride se suma, este año, al Centenario del fallecimiento del Padre Benito Menni, y en consecuencia el Centro Hospitalario San Luís, en colaboración con la Diputación de Palencia, acaba de presentar una exposición dedicada a la vida y obra de San Benito Menni.

En el acto de presentación, la Superiora General de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, Sor Anabel Carneiro, animó a visitar la exposición para llegar a  "conocer más al hombre, al voluntario, al Hermano de San Juan de Dios, al restaurador, al fundador, al amigo y padre de los pobres y enfermos y al santo", añadiendo que, la muestra "narra todo el recorrido histórico que el centro lleva 125 años ofreciendo, en su binomio ciencia y caridad".

La exposición muestra fotografáis, ropas de oficio, cartas, documentos y multitud de objetos que pertenecieron al Padre Benito Menni, muchos de ellos expuestos públicamente por primera vez.

Esta exposición, en el Complejo Hospitalario San Luís, de Palencia, es de entrada libre, y permanecerá abierta hasta el mes de junio del próximo año 2015,  de 11:00 h. a 14 :00 h. y de 16:00 h. a 19:00 horas los días laborables de lunes a viernes, y de 11:00 h. a 15:00 horas los sábados, pudiéndose solicitar visita guiada llamando con antelación.

viernes, 20 de junio de 2014

EL EX-MINISTRO DE DEFENSA JOSÉ BONO, RECURRE A LA ENFERMEDAD MENTAL PARA INSULTAR A LAS PERSONAS QUE DESEAN LA SECESIÓN DE CATALUNYA.

El socialista José Bono Martínez, ex-presidente del Congreso de los Diputados, ex-presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla - La Mancha y ex-ministro de Defensa.

 José Bono Martínez, albaceteño nacido el 14 de diciembre de 1950, hijo de guardia civil y perteneciente al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que ha ocupado cargos de máxima responsbilidad, como ex-presidente del Congreso de los Diputados, ex-presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla - La Mancha y ex-ministro de Defensa, ha manifestado públicamente, ante los medios de cominicación social y divulgado ampliamente  por diferentes cadenas de televisión, minutos antes de entrar en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados, para asistir al acto de proclamación del Rey  Felipe VI,  que la secesión de Catalunya " sólo interesa a cuatro neuróticos". (1)

José Bono, utilizando como único recurso el insulto, ha subido un peldaño más en la escalera de  sus  desaciertos,  pasando a engrosar el conjunto de perlas que   engalanan  el patético collar que conforman el  españolismo trasnochado de la España profunda,   que carente de argumentos razonables para expresar una opinión, no tiene otra alternativa que manifestar unas  carencias y una evidente    ignorancia que, en su conjunto,   no le permiten utlizar   otro recurso que   recurrir a la enfermedad mental para descalificar a las personas que, en un país que dice ser democrático, están en su pleno derecho de manifestar libremente sus sentimientos,  y que guste o no, hay que respetarlos. Pero de ahí, al insulto y a la descalificación hacia quienes no piensen igual, y  encima, etiquetarlos de enfermos mentales, media un buen trecho y un profundo abismo.  Ciertamente en esta ocasión, y una vez más, y van... José Bono se ha lucido. Y se ha lucido con la máxima esplendidez.  ¡¡¡ ¡Enhorabuena, maestro!!!!.

(1) El término neurosis fue propuesto por el médico escocés William Cullen en 1769, en referencia a los trastornos nerviosos y otros  motivos causados por enfermedades del sistema nervioso. En psicología clínica, el término "neurosis" se usa para referirisea trastornos mentales que distorsionan el pensamiento racional y el funcionamiento a nivel social, familiar y laboral adecuado a las personas.

lunes, 9 de junio de 2014

UN PERRO HERIDO ACUDIÓ AL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS, DE GRANADA, PARA QUE LE CURARAN ( 6 DE DICIEMBRE DE 1935)

Fachada principal del Hospital  San Juan de Dios, de Granada.

En términos generales, resulta ser cierto que  los animales tienen una inteligencia muy desarrollada, y que  utilizan   el propio instinto para   mejorar constantemente  sus adaptaciones con la finalidad de  asegurar su supervivencia.

Uno de tantísimos ejemplos lo acabo de encontrar en un suelto que publicó el periódico barcelonés  "La Vanguardia",  referido  a un caso que aconteció  en el Hospital  San Juan de Dios, de Granada, el viernes día 6 de diciembre de 1935, y que transcribo literalmente:

"UN CASO CURIOSO 

Granada, 7

Guiado por su instinto, un perro que se encontraba herido acudió al Hospital  San Juan de Dios y se hizo atender por el personal para que lo curaran. El can estaba sentado junto a la puerta de la clínica de urgencias, y al abrirse ésta para salir varias personas, comenzó el perro a aullar, al mismo tiempo que levantaba una pata delantera. El portero y un practicante se fijaron que el animal tenía una herida con desgarro. Un enfermero le curó con agua oxigenada. El animal, aunque con algunas muestras de dolor, aguantó la cura pacíficamente y después hizo algunas fiestas de agradecimiento. No se retiró en un par de horas del hospital, y entró casualmente en la sala de Radiografía, donde le hicieron una radiografía, apreciándosele la fractura de la pata" (1)

(1) "La Vanguardia"  Domingo, 8 de diciembre de 1935. Página 29




miércoles, 4 de junio de 2014

MI VIVENCIA PERSONAL, EN LA CRIPTA DE LA CAPILLA DE LOS FUNDADORES, EN LA CASA - MADRE DE LA CONGREGACIÓN DE LAS HERMANAS HOSPITALARIAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN CIEMPOZUELOS ( MADRID)

Capilla de los Fundadores de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, en la Casa - Madre de Ciempozuelos( Madrid), donde descansan los restos de San Benito Menni  (centro), Sor María Josefa Recio Martín ( derecha) y Sor María Angustias Giménez Vera (izquierda)

Hace unos años, acompañado de mi hijo Jordi, tuve el privilegio de visitar  la Casa - Madre de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, en Ciempozuelos (Madrid).

Por aquel entonces era Superiora de aquella Comunidad, Sor María Dolores Aldaba, que tuvo la gentileza de acompañarnos en la detenida visita que hicimos  a todas las dependencias de aquel  emblemático e histórico establecimiento.

Uno de los lugares que tenía  especial  interés en visitar, era  la capilla de los Fundadores (ver imagen), y en consecuencia había memorizado una especie de oración para cuando me hallara ante el Padre Benito Menni -- en aquella fecha todavía no había sido canonizado -- y que aún recuerdo perfectamente.

"Muchas gracias Padre Menni por protegernos en  este largo viaje hasta  llegar   aquí sin ningún tipo de  incidencia, y os pido Vuestra protección,  de idéntico modo,  en  el trayecto de regreso a nuestros domicilios. Abusando de Vuestra bondad, os quiero también  pedir que iluminéis a aquellas personas jóvenes, que sintiendo la llamada del Señor, puedan dedicar sus vidas a la asistencia de las personas con enfermedad mental o con discapcidades psíquicas, en unos momentos precisamente de falta de vocaciones.  Que  no desfallezcan ni  les falten fuerzas a los padres que conviven con sus hijos con enfermedad mental o con discapacidades psíquicas, ni a los religiosos  y religiosas, ni  a los  profesionales que les asisten en sus establecimientos psiquiátricos,  en  aulas de Educación Especial, en Centros Ocupaciones, en Centros Espaciales de Trabajo, en Pisos Asistidos o en Residencias. Muchas gracias Padre Menni, por escuchar mis peticiones".

Al llegar a aquella capilla, Sor María Dolores Aldaba se retiró y nos dejó solos para nuestra mayor intimidad. Recuerdo que senti una emoción muy dificil de explicar  al encontrarme ante el Padre Menni. Cerré los ojos con la intención de concentrarme y  mentalmente hacerle llegar  mi petición, pero en aquel momento embargó mi cuerpo  una extraña  sensación que jamás había experimentado. Noté unos suaves escalofríos y  que mi cuerpo se elevaba como de un palmo del suelo. Abrí los ojos y todo volvió a la normalidad. Intenté repetidamente  recordar mi oración. No fue posible. Mi mente estaba en blanco.  Y sin embargo todo volvió a la normalidad, a la salida de la capilla.  Una extraña circunstancia que no le concedí mayor importancia. Todo ello había sido fruto de la incontenible emoción que sentí al  encontrarme ante el Padre Benito Menni.



martes, 3 de junio de 2014

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS DEL PADRE BENITO MENNI: ( y 3). TRASLADO DE SUS RESTOS MORTALES A CIEMPOZUELOS,(MADRID). (AÑO 1914)


En la imagen superior, el cuerpo del Padre Benito Menni pocas horas después de su fallecimiento. En la inferior, en la capilla de los Fundadores, de la Casa - Madre de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Ciempozuelos (Madrid)

Al producirse el fallecimiento del Padre Benito Menni, se enviaron telegramas desde Dinán (Francia) a las más altas instancias de los Hermanos de San Juan de Dios y a la Superiora de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús de la Casa de París, que a su vez telegrafió a la Casa - Madre de Ciempozuelos (Madrid).

Unas 24 horas después, llegaron a Dinán (Francia), Sor María Camino Turrillas, Superiora General de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, acompañada de algunas Hermanas, con la intención de hacerse cargo del traslado del cadáver del Padre Menni a la Casa - Madre de Ciempozuelos (Madrid).

Sin embargo, los Hermanos de San Juan de Dios, de Dinán (Francia), que desconocían las disposiciones tomadas por el Padre Federico Rubio, Provincial en España de la Orden de San Juan de Dios, habían organizado los actos del entierro en el cementerio de Dinán. En consecuencia no se realizó, si bien se celebró el funeral en la iglesia del hospital, presidido por un delegado del obispo de la diócesis de Dinán. 

El día 28 de abril de 1914 la Superiora de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, contactó desde Dinán con las Hermanas de Madrid, para explicarles la salida del cadáver del Padre Menni y la forma del viaje, y poco después, por telegrama, les indicó que esperaran su llegada para celebrar los funerales.

El 29 de abril de 1914, en el tren de las 15:15 horas salió de Dinán (Francia) el cuerpo del Padre Menni, acompañado de varias Hermanas, del Padre Casiano Lambert y Hermanos de San Juan de Dios. Al llegar a la frontera de Hendaya, surgieron algunos problemas, que fueron rápidamente resueltos gracias a la intervención del Dr. José Sierra-Álvarez, decano de los médicos de San Juan de Dios, Hermanos y de algunos Superiores de la Orden en  España.

El cadáver del Padre Menni llegó a Madrid el día 5 de mayo, y al día siguiente a Ciempozuelos (Madrid), donde fue recibido por todos los vecinos de aquel municipio, la Comunidad de los Hermanos de San Juan de Dios y de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, el clero parroquial, religiosas oblatas, el alcalde acompañado de todos los miembros del Consistorio y la guardia civil. Posteriormente, el cuerpo del Padre Menni recibió sepultura en el cementerio municipal de Ciempozuelos.

El 22 de julio de 1923 las Hermanas Hospitalarias no estaban resignadas a que los restos mortales de su Fundador no  estuvieran descansando  en    la Casa - Madre, y en consecuencia volvieron a renovar la petición al Superior General de los Hermanos de San Juan de Dios, Padre Rafael Meyer y al Superior Provincial de Madrid, Padre Juan Jesús Andradas. La respuesta no tardó en llegarles,  y con fecha 25 del mismo mes y año, les fue concedida su petición por el Padre Juan Jesús Andradas, Superior Provincial.

El proyectado traslado no se realizó hasta el año siguiente. El día 1 de julio de 1924 los restos del Padre Benito Menni fueron exhumados, y al día siguiente, después de celebrarse el funeral en la Casa de los Hermanos de San Juan de Dios, fueron conducidos a la Casa - Madre de las Hermanas, en el mismo municipio de Ciempozuelos (Madrid), donde se celebró otro funeral.

Su cuerpo fue inhumado en un panteón situado en una capilla de la Casa - Madre, junto a otro panteón donde descansaban los restos de Sor Josefa Recio Martín, una de las dos co-fundadoras de la Congregación.

Al descubrirse providencialmente  en 1983,  la existencia de los restos de la otra co-fundadora, Sor María Angustias Giménez Vera , en un nicho del Cementerio Municipal de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), donde permanecían desde el día 6 de agosto de 1898, se procedió, con fecha 16 de marzo de 1983 al traslado de sus restos al panteón de la capilla  de los Fundadores donde permancían los restos del Padre Benito Menni. 

Al haberse podido reunir los restos del Padre Benito Menni y los de las dos co-fundadoras, en aquella capilla se habilitó el altar de manera y forma que permitiera visualizar el cuerpo del Padre Menni debidamente preparado, mientras que en los laterales de la capilla, figuran los dos panteones, con los restos de las referidas co-fundadoras.

El 23 de junio de 1985, el Papa Juan Pablo II beatificó al Padre Benito Menni, y el 21 de noviembre de 1999, el mismo Papa Juan Pablo II, lo canonizó elevándole a los Altares.

lunes, 2 de junio de 2014

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS DEL PADRE BENITO MENNI: ( 2). EVOLUCIÓN DE SU ENFERMEDAD Y MUERTE ( AÑOS 1913 - 1914)

En esta habitación del Hospital Psiquiátrico de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, de Dinán (Francia), pasó el Padre Benito Menni los últimos meses de su vida.


Con fecha 17 de mayo de 1913, el Hermano Severin Buckkett, bibliotecario del  Hospital Psiquiátrico de San Juan de Dios, de Dinán (Francia) , escribió a la Superiora General de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, Sor María Camino Turrillas, en estos términos : "No notamos mejoría alguna desde su llegada a Dinán. El pobrecito tiene las piernas muy débiles, anda poco y se cansa enseguida. Su memoria le hace traición y tiene dificultad para expresarse. Le es, pues imposible celebrar la Eucaristía, pero se le lleva la Santa Comunión todos los días a su habitación".

El domingo 24 de agosto de 1913 las Hermanas Hospitalarias Sor María de Jersusalén Arce y Sor Balbina Gallo, de la Comunidad de París, que se encontraban pidiendo limosna por aquella región, se acercaron a visitar al Padre Benito Menni. Pasaron todo el día con él, y comieron juntos, rezando el Santo Rosario ante una estátua de la Virgen, sistuada en el patio central del establecimiento. Fueron las últimas Hermanas Hospitalarias que vieron en vida al Padre Menni. Con anterioridad, según una carta de fecha 2 de junio de 1913, se sabe que la Superiora General, Sor María Camino Turrillas lo había visitado a mediados de mayo de aquel mismo año.

Se conocía la triste evolución de la enfermedad del Padre Benito Menni por las cartas y telegramas que el Superior de la Comunidad, Hermano Jean de Dieu Garampon, enviaba Sor María Camino Turrillas y a Sor Elisa Izcue, Superiora General y Superiora de la Casa de París, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.

El día 8 de marzo de 1914 tuvo  un día de mayor lucidez de lo habitual, y en consecuencia el Padre Cassiano Lambert, llegado de París (Lecourbe) para asistirle en el final de sus días, le dió la Comunión, que el Padre Menni recibió con gran consuelo de espíritu, al darse cuenta que era el día de la festividad de San Juan de Dios.

El domingo, día 19 de abril de 1914 el Padre Cassiano Lambert le administró el Sacramento de los Enfermos, asistiéndole en su agonía  y rezando las oraciones de los difuntos en voz alta, tal y como lo había pedido en su día el Padre Menni, por si en su momento no podía decirlo, como  así sucedió.

Finalmente, el viernes, 24 de abril de 1914, a las 9:00 horas, fallecía el Padre Benito Menni.

domingo, 1 de junio de 2014

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS DEL PADRE BENITO MENNI: LA LLEGADA A DINÁN (FRANCIA). (AÑOS 1912-1913)

Una imagen apenas divulgada del Padre Benito Menni, al poco tiempo de su llegada a Dinán (Francia), en 1912.( Archivo Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Ciempozuelos (Madrid)).

Con motivo del Primer Centenario de la muerte de San Benito Menni, he considerado conveniente contribuir a la divulgación de los últimos acontecimientos de su vida, y que para no resultar excesivamente extensos, los fraccionaré en varias entregas. En esta primera, referiré los motivos y los prolegómenos registrados  hasta su llegada a la Casa de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, en la ciudad medieval de Dinán (Francia), donde pasaría sus últimos días.

Influenciado por las peticiones del Padre Augustín Koch, Vicario General, y especialmente por las del Padre Martín Guijarro, Procurador General, que deseaba le fueran anulados los privilegios concedidos al Padre Benito Menni, el cardenal Vives extendió el Rescripto en virtud del cual el Padre Menni debería  escoger residencia fuera de Italia, su patria, y de España. 

Escogió París (Francia), y acompañado del Padre Raphaël Meyer, Provincial de aquel país, salieron de Roma el 5 de septiembre de 1912, llegando dos días después a la capital francesa. Sin embargo, poco después, y a instancias de la Superioridad, marchó a Portugal para salvar las Casas de Telhal e Idanha, que corrían peligro de ser incautadas por los republicanos de aquel país.

De vuelta a París, le esperaban tres golpes muy duros de encajar:

19 de noviembre de 1912.- Desde la Sede Apostólica, recibió el Padre Benito Menni  la orden tajante de no entrometerse en los asuntos, ni espirituales ni materiales, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús por él fundadas. Esta inesperada y  desagradable noticia le provocó una crisis de arteriosclerosis.

21 de noviembre de 1912.- Le llegó la noticia de que el Padre Augusto Carreto, acababa de ser nombrado "Visitador Apostólico" de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Este Hermano de San Juan de Dios no simpatizaba, en absoluto, con el Padre Benito Menni ni con la Congregación de Hermanas Hospitalarias.

25 de noviembre de 1912.- Se recibió la orden de retirarle  al Hermano Alphonse Galtes, que le asistía como secretario y enfermero. Esta orden partía del Padre Martín Guijarro, Procurador General, en carta de fecha 24 de octubre de 1912 al Padre Federico Rubio, Provincial de España, indicándole le asigne al Padre Benito Menni a otro Hermano que no sepa ni leer ni escribir.

5 de enero de 1913.- Llegó a París, procedente de Palencia, el Hermano Cristóbal Barrios, buen religioso, pero analfabeto.

19 de febrero de 1913.- El Padre Raphaël  Meyer, Superior Provincial francés, hizo venir, desde Marseille (Saint Barthélémy), al Hermano Filiberto Vialatte, para que asistiera al Padre Benito Menni como secretario y enfermero. Este Hermano le acompañó más tarde a Dinán , y  asistió al Padre Menni hasta su muerte.

Marzo de 1913.- A consecuencia de los ataques de reumatismo y arteriosclerosis sufridos, el Padre Benito Menni perdió el uso de la palabra durante un mes, ocupándose el Hermano Gaëtan Matz de enseñarle a hablar de nuevo y a recobrar el uso de la palabra. Sin embargo, a partir de aquella fecha, el Padre Menni ya no pudo celebrar la Eucaristía.

La situación física y moral del Padre Benito Menni se iba agravando considerablemente. Por decreto  de la Sede Apostólica se le ordenó fijar residencia en lugares donde las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazónde Jesús no tuvieran Casa, con la  malévola finalidad de impedirle, por todos los medios,  toda comunicación con ellas.

Sábado, 19 de abril de 1913.- Acompañado del Padre Jean-Paul de Guillermic, Superior de la Casa de la Rue Lecourbe (París), y del Hermano Filiberto Vialatte, llegaba el Padre Menito Menni a la Casa de los Hermanos de San Juan de Dios, de Dinán (Francia), donde la Comunidad de Hermanos lo acogieron con el máximo  respeto y veneración, prestándole el Superior, Hermano Jean de Dieu Garampon, una atención muy especial.

En aquella época, el Hospital Psiquiátrico de Dinán tenía 800 enfermos asilados, un médico jefe -- Dr. Jean Olivier de Saint Lunaire -- y una comunidad de 34 Hermanos de San Juan de Dios.

A su llegada, el Padre Menni fue instalado en una habitación reservada a los visitantes. El Hermano Filiberto Vialatte dormía en la antesala, junto a él, pero cuando empezó a necesitar cuidados contínuos, fue trasladado a una de las dos habitaciones de la enfermería, reservada a los Hermanos mayores y enfermos.