domingo, 1 de junio de 2014

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS DEL PADRE BENITO MENNI: LA LLEGADA A DINÁN (FRANCIA). (AÑOS 1912-1913)

Una imagen apenas divulgada del Padre Benito Menni, al poco tiempo de su llegada a Dinán (Francia), en 1912.( Archivo Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Ciempozuelos (Madrid)).

Con motivo del Primer Centenario de la muerte de San Benito Menni, he considerado conveniente contribuir a la divulgación de los últimos acontecimientos de su vida, y que para no resultar excesivamente extensos, los fraccionaré en varias entregas. En esta primera, referiré los motivos y los prolegómenos registrados  hasta su llegada a la Casa de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, en la ciudad medieval de Dinán (Francia), donde pasaría sus últimos días.

Influenciado por las peticiones del Padre Augustín Koch, Vicario General, y especialmente por las del Padre Martín Guijarro, Procurador General, que deseaba le fueran anulados los privilegios concedidos al Padre Benito Menni, el cardenal Vives extendió el Rescripto en virtud del cual el Padre Menni debería  escoger residencia fuera de Italia, su patria, y de España. 

Escogió París (Francia), y acompañado del Padre Raphaël Meyer, Provincial de aquel país, salieron de Roma el 5 de septiembre de 1912, llegando dos días después a la capital francesa. Sin embargo, poco después, y a instancias de la Superioridad, marchó a Portugal para salvar las Casas de Telhal e Idanha, que corrían peligro de ser incautadas por los republicanos de aquel país.

De vuelta a París, le esperaban tres golpes muy duros de encajar:

19 de noviembre de 1912.- Desde la Sede Apostólica, recibió el Padre Benito Menni  la orden tajante de no entrometerse en los asuntos, ni espirituales ni materiales, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús por él fundadas. Esta inesperada y  desagradable noticia le provocó una crisis de arteriosclerosis.

21 de noviembre de 1912.- Le llegó la noticia de que el Padre Augusto Carreto, acababa de ser nombrado "Visitador Apostólico" de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Este Hermano de San Juan de Dios no simpatizaba, en absoluto, con el Padre Benito Menni ni con la Congregación de Hermanas Hospitalarias.

25 de noviembre de 1912.- Se recibió la orden de retirarle  al Hermano Alphonse Galtes, que le asistía como secretario y enfermero. Esta orden partía del Padre Martín Guijarro, Procurador General, en carta de fecha 24 de octubre de 1912 al Padre Federico Rubio, Provincial de España, indicándole le asigne al Padre Benito Menni a otro Hermano que no sepa ni leer ni escribir.

5 de enero de 1913.- Llegó a París, procedente de Palencia, el Hermano Cristóbal Barrios, buen religioso, pero analfabeto.

19 de febrero de 1913.- El Padre Raphaël  Meyer, Superior Provincial francés, hizo venir, desde Marseille (Saint Barthélémy), al Hermano Filiberto Vialatte, para que asistiera al Padre Benito Menni como secretario y enfermero. Este Hermano le acompañó más tarde a Dinán , y  asistió al Padre Menni hasta su muerte.

Marzo de 1913.- A consecuencia de los ataques de reumatismo y arteriosclerosis sufridos, el Padre Benito Menni perdió el uso de la palabra durante un mes, ocupándose el Hermano Gaëtan Matz de enseñarle a hablar de nuevo y a recobrar el uso de la palabra. Sin embargo, a partir de aquella fecha, el Padre Menni ya no pudo celebrar la Eucaristía.

La situación física y moral del Padre Benito Menni se iba agravando considerablemente. Por decreto  de la Sede Apostólica se le ordenó fijar residencia en lugares donde las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazónde Jesús no tuvieran Casa, con la  malévola finalidad de impedirle, por todos los medios,  toda comunicación con ellas.

Sábado, 19 de abril de 1913.- Acompañado del Padre Jean-Paul de Guillermic, Superior de la Casa de la Rue Lecourbe (París), y del Hermano Filiberto Vialatte, llegaba el Padre Menito Menni a la Casa de los Hermanos de San Juan de Dios, de Dinán (Francia), donde la Comunidad de Hermanos lo acogieron con el máximo  respeto y veneración, prestándole el Superior, Hermano Jean de Dieu Garampon, una atención muy especial.

En aquella época, el Hospital Psiquiátrico de Dinán tenía 800 enfermos asilados, un médico jefe -- Dr. Jean Olivier de Saint Lunaire -- y una comunidad de 34 Hermanos de San Juan de Dios.

A su llegada, el Padre Menni fue instalado en una habitación reservada a los visitantes. El Hermano Filiberto Vialatte dormía en la antesala, junto a él, pero cuando empezó a necesitar cuidados contínuos, fue trasladado a una de las dos habitaciones de la enfermería, reservada a los Hermanos mayores y enfermos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario